SEGUNDO NACIMIENTO

 Durante una tertulia con un grupo de jóvenes en la cafetería de la universidad, una madre siguió a Ol Sasha al finalizar el encuentro en Managua, Nicaragua. Solicitaba una aclaración entorno al término que había utilizado «segundo nacimiento». Al despedirse, una vez saciada, ella señaló la gran utilidad de la enseñanza. Después de abrazarlo, he sabido que añadió «Sería una canción muy linda». Pero en aquella época, la música no estaba en los planes del artista, centrado en tareas para el crecimiento personal. Sin embargo, obvio que no olvidó el detalle. Me ha explicado a mí la respuesta. Una respuesta que amplía con la dimensión de hoy. Porque los pequeños anécdotas que se valoran, resultan grandes acciones en el futuro. Aprendo durante el viaje Rockaware con Ol Sasha.

A continuación, las palabras de Ol Sasha.

De pequeño me enseñaron a no hablar con extraños. ¿Cómo se supone que voy a ampliar mis horizontes sin conocer a personas interesantes capaces de enriquecer mi pequeño mundo? ¿Cómo se supone que voy a saber relacionarme con hombres y mujeres e interactuar con las mentes brillantes? ¿Cómo es posible aprender cosas nuevas si censuro por norma a cualquiera que no es del entorno familiar o del círculo del colegio o vecinos del barrio o parientes lejanos y sus allegados? Este proceder condena al ser a existir en sus raíces, en su lugar de nacimiento, con todo lo que conlleva la tradición y las costumbres del espacio cerrado. ¿Cómo se hacen amistades? ¿Cómo se descubren afinidades? ¿Cómo te conectas con lo que todavía no sabes que te gusta de verdad?

Los autores de los libros son extraños y desconocidos para el lector, ¿por qué tienen valor sus textos? ¿Sólo porque lo dice el gobierno que impone un modelo de estudio? ¿Sólo porque lo dice el profesor que aplica el modelo educacional del gobierno? ¿Sólo porque los apoya papá o mamá? ¿Qué pasa con la curiosidad de los niños traviesos?

Eso de «los extraños» era una contradicción para mí. A mis diez años estaba en shock.

Lo que reciben los niños pequeños en sus primeros años, influye muchísimo a lo largo de toda su vida. Tanto influye, que marca y define su existencia humana como ciudadano en la Tierra… a menos, que sean capaces en la juventud o ya siendo adultos, de alcanzar el Segundo Nacimiento.

Supongo que durante la etapa infantil, algunos de los consejos de los mayores son para proteger. Pero no siempre protegen de los verdaderos pelígros. A veces condicionan tanto, y llenan de miedo tanto a los pequeños, que se crece con la desconfianza hacia lo nuevo y desconocido… desconfiando de las personas y las ideas diferentes… acatando únicamente las cosas con sello oficial e institucional.

Lo que las personas mayores mencionan a los niños y niñas, es el propio mundo limitado de los adultos que han sido condicionados o coaccionados. Cuando te dicen en clase de dibujo «Dibuja una flor» pero la maestra, añade, «Como ésta» y planta en el centro del aula una margarita dentro de un vaso de plástico. ¿Cómo resulta la flor dibujada por los alumnos de la clase? Distinto sería que hubiera dicho: ahora, cada uno de ustedes, dibujará una flor… la flor que llevan adentro… la que imaginan como perfecta y hermosa… la que todavía no han visto nunca en su vida. Seguro habría flores cuadradas o rectangulares, flores con mil colores o algunas en blanco y negro. Quizás algunas con patas o con alas y probablemente, la flor escondida debajo de cada niño saldría a la luz para adornar gustos e intenciones.

Es el reflejo social del momento y del lugar, la cultura tradicional y la rutina cotidiana, lo que no siempre tienen que ver con el arte y la expresión creativa del ser humano. Es la dinámica del flujo de la energía que brota de cada alma. La pureza y belleza. La provocación y libertad. Posibilidades que logran transformar las situaciones. Ir más allá del horizonte y la línea roja, de la mano del extraño o el forastero, con esa persona con la que se establece una extraña pero afortunada conexión con la que se sintoniza, ocurre cuando no existen etiquetas ni prejuicios sociales que la cultura oficial establece como normas estrictas. Es entonces cuando que aparecen la música Rockaware.

Enseñar a los niños a nunca comerse los caramelos que ha ofrecido un extraño porque «Pueden estar envenenados»… ¡Asusta! Eso se le dice al pequeño, a mí me educaron así. Explicándome «Lo que quiere es secuestrarte y dañarte de algún modo». ¿Ayuda la afirmación? Yo no sabía lo que era eso de «secuestrarme». ¿Protege al pequeño? En mi opinión es condenar la bondad de nuestra raza. Es insultar las buenas acciones de un alma noble que seguramente sólo quiere contentar a un pequeño, disfrutando de sus ojos grandes abiertos como platos al mostrar la palma abierta con caramelos. La sonrisa de un niño satisfecho es para mí un regalo. Un elixir sabroso y, me encanta regalar caramelos a los niños allí donde voy. Pero no siempre sus «protectores» y tutores me lo han permitido. En varias ocasiones me lo han prohibido «Apártate de mi hijo ahora mismo». Quizás papá y mamá fueron educados con el temor al forastero agresivo. Personalmente, desde siempre he querido ponerle punto y final a este estereotipo que habla de violencia, en vez de sólo amor honesto y generoso.

Cerrarse al mundo que levanta muros es asumir un conocimiento importado, externo, limitado, que en modo alguno representa toda la certeza de la vida y en toda su compleja extensión de manifestaciones diferentes, es lo que me he propuesto con los mensajes de mis canciones. cada melodía quiere contribuir al «aunar esfuerzos» para un mayor clima de confianza y respeto entre las personas. Una apertura amable y agradable para que se produzca la sinergia y la afinidad entre los seres humanos.

De acuerdo. Tal vez tú prefieras que tus propios hijos nunca acepten nada que venga de un extraño. Quizás sufriste como alumno obligado a dibujar el mundo que indicaba el maestro del colegio y, ahora, inculcas el miedo a tus hijos, en vez de hablarles de oportunidades para indagar en la vida. Quizás asumes las directrices del gobierno y el jefe de la empresa, sin cuestionar si hay otras opciones mejores para la comunidad. Jamás puede ser sano vivir con temor hacia el forastero y las cosas nuevas que aparecen de sopetón. Te lo dijeron y te lo creíste. Por eso inyectas el mismo virus a tu descendencia y la historia se repite otra vez. Demasiadas personas convencidas de que el caramelo te duerme, y sirve para que te rapten y te violen y te maten y te corten a pedacitos.

Sin embargo, es el Sistema, es en sí mismo, un gigantesco caramelo que hace precisamente esto: anular el potencial humano, liquidar la energía de los ciudadanos. Desde sus herramientas de influencia como son el dinero y las leyes, se impone una autoridad disfrazada de derechos y democracia que envenena a la población mundial. Es por esta razón que animo a despertar, tomar consciencia, activar el alma en su totalidad. Para de esta forma, lograr ser la mayor expresión del alma que aguarda. Somos más de lo que nos han contado. Todos somos importantes y vitales para nuestra raza.

Si sigues pensando de adulto que los extraños son malévolos y las ideas nuevas, contraproducentes, porque quiebran el orden social… sigues chupando el caramelo sin apostar por la experiencia distinta. Si enseñas a tus hijos a no abrirse a lo nuevo, a nunca curiosear. Si jamás cuestionan ni escuchan su propia voz interior… es probable que sigan buscando toda su vida la famosa Felicidad, en vez de simplemente alegrarse por la oportunidad de vibrar con toda su energía.

Pensar en negativo, afirmando que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, es algo muy absurdo. Si sigues haciendo lo mismo de siempre, obtendrás exactamente el mismo resultado y, las cosas cambiarán. Sí. Claro que lo hacen. Pero lo hacen como distracción, jamás lo hacen para mejora. Sólo se mueven de aquí para allá, variando lugares y protagonistas, nombres propios y expresiones que se alzan como tendencia nada más.

Aunque es posible crear juntos la sociedad que se mejora a sí misma, desde la base, sin la imposición o limitación de las instituciones. Sin el influjo de las grandes corporaciones. Sin la tiranía de las organizaciones internacionales.

Pensar feamente y con desprecio hacia los demás y sus ideas, equivale a limitación. Autocoacción. Que tal si lo intentas… fomentar la oportunidad de la bondad, de la alegría compartida, de la evolución altruista. Que tal si atiendes el Rockaware…

Por favor, la canción SEGUNDO NACIMIENTO está compuesta e interpretada con mucho amor. La capacidad humana para el bienestar general existe entre la base de la ciudadanía, no está situada en las posiciones de poder y abundancia de riqueza. Las personas humildes, no tienen los anticuerpos de la codicia y la maldad. Los seres humanos debemos ayudarnos entre nosotros, en vez de seguir con los enfrentamientos tontos.

Soy de los que se acerca a los niños desconocidos. Les hablo, me agacho, juego con ellos en el suelo. Les hago cosquillas y les cuento relatos fantásticos.. pero a menudo sus padres corren para arrebatarme ese maravilloso momento y me acusan de pedófilo.

Entender que alguien extraño a su mundo pueda tener un detalle afectuoso con un pequeño, es un primer paso para quitarse la mochila del Sistema.

Ojalá mi música hable por mí. Lo hace… lo juro.
Ojalá muchas personas la escuchen sin prejuicios.
Ojalá algunas de mis canciones se canten y bailen cada vez más…

Serán los hombres y las mujeres que no han dejado de ser niños quienes más las disfruten. Personas que han alcanzado el segundo nacimiento. Seres humanos que no condenan al extraño, sólo por ser un desconocido en el ámbito cotidiano. Ciudadanos de mentes y corazones abiertos que aceptan la buena acción de un forastero.

Quizás ellos y ellas son Forajidos del Sistema.
Probablemente han leído la Carta Abierta y saben de la Receta para la humanidad.

LETICIA HERRERA HURTADO

Una vez más, no hay interrupciones en el flujo de información. Tampoco censura. Ol Sasha está en comunicación directa con su audiencia. Aprovecha su autonomía e independencia para relacionarse con las personas interesadas en su persona o la música Rockaware.

Quienes escuchan sus canciones y no entienden algún aspecto de sus contenidos, sólo tienen que formular una pregunta concreta para que la confusión desaparezca y surja la explicación que alcanza la comprensión de su actividad musical, puro reflejo del compromiso con una mejor versión de nuestra civilización. ¿Tienes preguntas?… Plantea tus dudas y presenta tu petición al correo electrónico: contacto@olsasha.org

Con gusto le paso la pregunta y con seguridad vas a recibir una respuesta. Aunque no todas las conversaciones se publican en la web.

Share:

Leave a Reply