PUNTO DE PARTIDA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Madrid, ESPAÑA.

Desconocido en su faceta musical, situado en la capital del país que lo vio nacer, dejando atrás Tijuana (México) donde ha trabajado intensamente con Jesús Cárdenas, su camarada musical y amigo. Ol Sasha se presenta públicamente como cantante de consciencia que inaugura el género Rockaware a través del álbum ANARQUÍA DEL ALMA y el Disco INTIMIDADES.

Dejando atrás el ciclo de presentaciones de su libro “Creando juntos la sociedad mejorada” donde expone los Principios Humanistas Fundamentales, ahora canta los principios bajo los focos en el escenario. Menciona la energía, realizando una fotografía social que apuesta por otra visión más saludable de nuestra civilización. Se trata del debut formal de un hombre de 54 años que siente vibrar la melodía del ritmo en sus entrañas. Está listo para que su mensaje se manifieste mediante una puesta en escena muy particular.

“Todas mis canciones tienen como figura base la energía. ¿De qué otra cosa podría hablar? ¿Para qué cantar sobre otra cosa? Prefiero conversar sobre lo que es, y para lo que sirve… mencionar todo lo que se puede hacer con la energía cuando se gestiona desde el alma activada. Energía es lo mismo que amor vida consciencia libertad belleza verdad… ¡así la siento! Así lo canto como eje de mi producción musical… como foco de mi obra… como fósforo que enciende la gigantesca hoguera que abre paso al ave fénix universal. Compartiendo un pedazo de mi alma con las personas… un pedazo de mi vida… Mi vida es mi obra. Mi obra es mi vida, igual que la energía” .

Suena el disparo de salida del mundo Hispano. Se prepara para lanzar sus canciones en francés e italiano. En octubre se trasladará a Miami para organizar la agenda de la gira de conciertos. El calendario se dará a conocer cuando se confirmen las fechas. No se descarta ninguna ciudad.

Este singular sonido, mezcla extraña de Góspel, Rhythm and Blues, Soul y Jazz, que tanto recuerda a la explosión del primer Rock and Roll, estará disponible en vivo para el público de distintos países. Hace falta concluir el proceso de selección de los músicos que van a conformar The Cosmic RockawareBand OL-GIRA 2020.

 

 

Lanza 4 propuestas musicales, que incluyen diez temas cada uno + Bonus Track (6 vídeos musicales en Internet). Pueden descubrirse las 44 canciones en las plataformas de streaming. 

“Debo recuperar los años perdidos. Si el público encuentra gran variedad de canciones, será más fácil que alguna guste de verdad” .

 

 

Prepara los guiones de su próximos videoclips, además de la producción del musical “BUCEAR EL ALMA” con el subtitulo “Motivos y razones para activar la potencialidad”. También está dando forma al 1º Festival Internacional Rock World Aware, con el lema siguiente “La música que resuena entre las almas despiertas”. La vibración energética de Ol Sasha se nota en todos sus proyectos de emprendimiento creativo. Su espíritu inquieto está presente en cada etapa. En cada tarea y acción hay una gran dosis de amor que se siente y se palpa.

 

 

Ol Sasha es el cantante, pero también es la canción. Es el sabio experimentado que comparte el saber adquirido durante la experiencia. Es la consciencia universal que se expresa a través de la creación musical. Danza con la vida, viviendo sus sueños, en vez de soñar la vida. Su alma es el parpadeo de la eternidad que llega como el mar agitado dispuesto a bañar la playa. No es un hombre que tira la piedra y esconde la mano… si escribe una carta la firma. Si realiza una llamada telefónica, nunca es para quedarse callado. Si sube a un escenario y tiene la atención de la sala, regala lo mejor de su ser. Encantar seducir abrazar es lo quiere hacer. Enamorarse con el público de la música y la vida que merece la pena disfrutarse con pasión.

Preguntado acerca del contenido de sus canciones, asegura no ser anti-sistema. Señala que es un “Forajido del Sistema” (título de uno de sus temas). Afirma colocarse en la quinta dimensión, al margen de la influencia del Estado y la Religión, para poder expresar su totalidad sin limitación.

«Soy un cantante propuesta, nunca un cantante protesta».

 

 

“Sé quién soy. Sé adónde voy. Sé lo que quiero. También lo que no quiero. Conozco mis necesidades, mis carencias y debilidades, tanto como mis habilidades y fortalezas. Me gusta mi manera de ser y estar en el mundo. Me expreso con la vida de compañera y, comparto, divulgo, respeto. Protejo mi dignidad. Aseguro mi libertad. Defiendo la verdad y el amor como la base de mi vibración”.

Con hambre espiritual y un sentimiento que fluye desde su alma activada, Ol Sasha demuestra la pureza, representa la independencia, exhibe el lado más salvaje del ciudadano. En el escenario… Ol Sasha no es sal o azúcar, tampoco pimienta… ¡es chile! Pura provocación picante… igual que un pellizco en el alma que se estremece.

 

 

Ol Sasha se esfuerza por alcanzar a una audiencia exigente y con criterio propio. Opina que el tipo de público de un artista, dice mucho acerca del mismo artista. Entiende que los seguidores son un reflejo del cantante, y hablan de su función social como compositor e intérprete. Él no teme hacer confesiones, prefiere la sinceridad y toda su honestidad, antes que falsear su imagen en busca de consolidar una especie de nombre tipo marca comercial que agrade a una gran multitud.

Lejos de una cantinela fastidiosa o exagerada, propia de la mercadotecnia, le interesa saber lo que opinan hombres y mujeres acerca de sus canciones y su tarea social desde el show business. Su comunicación directa con el público, no sólo está en las letras y las actuaciones, también está presente a través del sitio web oficial. Lo que transmite y cómo las personas perciben su música, conforman el propósito de su debut como cantante que promueve la innovación social para crear conjuntamente con su audiencia la Sociedad Mejorada.

“Los seres humanos necesitamos comunicarnos y compartir, cooperar, aunar esfuerzos, pero la realidad cotidiana no facilita esta necesidad existencial. No siempre las personas transmiten la verdad de sus pensamientos y sentimientos a los demás”. Por ello Ol Sasha se muestra como portavoz y ejemplo, para disfrutar de la existencia humana, más allá del sólo sobrevivir acorralados por el Sistema. Ciertamente nos necesitamos los unos a los otros, pero la mayoría camina protegidos con armaduras de hierro que ocultan la realidad. Ol Sasha señala “Si no somos capaces de expresarnos saludablemente y manifestar nuestra energía, jamás podremos considerarnos seres completos a plena totalidad”.

El público del sector entretenimiento está constantemente atento a los artistas, leyendo y escuchando, interpretando la manera que tienen de comunicarse con la audiencia. Ol Sasha se ofrece con autonomía y absoluta libertad, con su característica versatilidad y toda su potencialidad, sin temor a mostrarse abiertamente. No hay intermediarios. Se relaciona directamente con las personas que se interesan por su labor musical y su obra social. Así disponen de elementos imprescindibles para tomar sus propias elecciones con imparcialidad. Pueden decidir si les gusta o no les gusta lo que propone y promueve. Ellos y ellas deciden si lo atienden o lo ignoran, si lo aplauden o lo rechazan. Resuelven con datos suficientes a partir de la información presentada sin maquillajes llamativos ni efectos especiales. Es la manera de quedar inmune frente a los tabloides de titulares escandalosos y los programas de televisión centrados en los chismes.

Ol Sasha no quiere venderse. Quiere estar permanentemente cerca, al alcance de la mano de cualquiera. Pero sin la urgencia de convencer. Sólo muestra sus opiniones para forjar una imagen auténtica, acorde al sentir de su vibración social. Los atributos que describe, son fácilmente perceptibles, todos hechos sencillos de contrastar y, para quien tenga dudas, ahí está la pestaña de –respuestas-. Publicará cualquier pregunta formulada. Todas las curiosidades demandadas y las peticiones obtendrán puntual explicación y justificación documentada. Las personas pueden solicitar lo que quieran, ya sea en su calidad de seguidor o crítico musical. Por igual un joven que indaga o un periodista que redacta un artículo, ambos dispondrán de réplica a sus dudas y peticiones. Quiere mantener los brazos abiertos, cooperando con los compañeros de la industria que lo soliciten, escribiendo letras memorables. Quizás esta abertura generosa sea su mayor “marca” y, sin duda marca la diferencia con muchos otros artistas situados en su pedestal. Su accesibilidad lo caracteriza. Aunque en privado, lo reconoce…

Ol Sasha reconoce que se trata de una situación ambigua. Describirse y hablar sobre lo que hace y cómo lo hace, a veces puede sonar petulante, arrogante y soberbio. A menudo puede confundirse con la auto-adulación o auto-publicidad. A él le suena a “ego” descarado e impertinente que se promociona ofensivamente. Estar dando tantas explicaciones y proporcionar datos de índole íntima y privada… ¿para qué? Pero tiene su lógica, al estar inmerso en el mundo de la farándula. Esta condición requiere de rumores en la prensa, y, antes de que los medios fabriquen noticias engañosas, asegura “Prefiero desnudarme frente a cámara sin avergonzarme, mostrando la verdad de quién soy y la verdad acerca de todo lo que hago, siento, y pienso, alejando dudas confusiones y malentendidos”.

En las cotidianas conversaciones, nunca sale de su boca la palabra “yo”. Pero en un entorno como la música, si no hablan de ti… no existes y, para que hablen de ti… el público tiene que saber cómo eres y el porqué de las cosas que quieres, y lo que piensas, además de conocer los motivos por los que haces las cosas. Probablemente por eso su blog es dinámico y versátil en sus contenidos. No sólo le interesa darse a conocer, también le interesa saber cómo es su público y cómo afecta su música a las vidas de otras personas y al conjunto de la población mundial.

Quién es y cómo es Ol Sasha es algo que solamente vive en los corazones de las personas que lo escuchan y lo descubren como músico y ser humano. Él se exhibe sin restricciones para facilitarlo, sin importarle quedar expuesto públicamente. La identidad de Ol Sasha y cómo armoniza su esencia genuina con la rutina diaria, es algo que estará reflejado en sus próximos trabajos de estudio que se estrenarán durante la primavera 2020 mediante L.P. IDENTIDAD & Singles ARMONÍA.

“Necesito decir cosas… cosas que me gusta compartir. Me encanta poderlo explicar a partir de ritmos y melodías. Mis letras estimulan el diálogo interno y la reflexión colectiva. Es un propósito favorable que siento noble causa social. No persigo la popularidad o el éxito comercial. Soy una persona sensible, nunca un producto a consumir y desechar. Sólo me interesa inspirar la unidad del amor en libertad. Señalar la consciencia de la energía como puerta abierta al potencial humano. Subrayando el compromiso que los hombres y las mujeres tenemos con nuestro planeta. Canto sobre la responsabilidad de los ciudadanos con el mundo que construimos con cada decisión, y a partir de los actos cotidianos. Ojalá que mis canciones puedan estar presentes y acompañar a las almas despiertas. Gracias”.

“De pequeño quería ser famoso. Sabía que cuanto dijera, tendría trascendencia social. Intuía que mi función contiene una gran responsabilidad pública. Por esto mi actividad ha sido comprometida con el mundo y la vida desde muy temprana edad”.

Señala que cada canción es un viaje y, cuando escuchas, por ejemplo, el tema musical CADA VEZ SOMOS MÁS, se entiende enseguida. Inicia en un lugar y termina en otro completamente distinto. Va de la posición “A” hasta la posición “B” permitiendo que la audiencia celebre un trayecto para la mejora existencial que favorece a la comunidad. Imprescindibles son los temas musicales EVOLUCIÓN ALTRUISTA y, por supuesto, ANARQUÍA DEL ALMA, además de la canción, con un guiño a la juventud, llamada DECISIONES, que se baila al tiempo que se goza de una experiencia pedagógica.

Share:

Leave a Reply