ENTENDER MI VOZ

La mayoría de cantantes busca emocionar al público, en mi caso, sólo quiero inspirar las almas de las personas.

Un ingrediente fundamental para poder cantar cualquier canción es disponer de un equilibrio entra la comprensión vocal y el flujo de aire que llega de los pulmones.

Cada cuerpo es distinto. Las practicas y ejercicios que realiza cada artista, se definen en función de los propios avances, al menos en el caso de Ol Sasha. El cantante y su música Rockaware, no son lo que tímidamente mostraron para la primera producción publicada la primavera del 2019. Durante el proceso de aprendizaje iniciado en México en julio 2018, todavía con su energía focalizada en Método ENERGYS, entendía que la garganta representa el fluir de la creatividad en el cuerpo del ser humano. La voz permite a las personas expresar quienes somos. También facilita el intercambio de ideas, al igual que las relaciones con otros seres vivos que nos rodean.

La garganta está vinculada al centro de energía 5º Chakra de donde fluye la verdad y la afirmación. Íntimamente relacionado con el segundo chakra, el centro de la energía sexual. Ambos cooperan al unísono, por eso no sorprende cuando Ol Sasha afirma que le hace el amor al público en cada actuación… «El sexo es una forma de comunicación» añadió en una ocasión, con su mirada encantadora y una sonrisa maliciosa.

En el quinto chakra se asienta la base de la transformación, ahí es donde radica el cambio, la opción de mejora, la evolución. El pensamiento crea. El verbo manifiesta. Lo etéreo de la imaginación, necesita de la acción de la palabra que se hace realidad. Es mediante la palabra que los pensamientos se materializan en el mundo físico. Ol Sasha utiliza las ideas que nacen en su alma inquieta y, cantando, bailando, materializa su sentir en la sociedad. Las melodías resuenan en la almas de hombres y mujeres que transforman el mundo.

Si le hablo de manera favorable a la comunidad, con la verdad en cada canción, más podré incidir en las personas que bien pueden mejorar su estilo de vida, repercutiendo positivamente en nuestro planeta.

Ol Sasha abrió dos años atrás su alma para que floreciera su belleza. Ahora canta las oportunidades de una vida gozosa y vigorosa, sin violencia. De algún modo, está a salvo. Pues su actividad refleja la armonía de la energía que se expresa libremente y con creatividad, vibrando. El júbilo es una substancia que habita sus canciones. El servicio social es un aroma singular del Rockaware. Emite sonidos, gestos, movimientos que se convierten en una danza con la vida y el mundo.

Cantar debe resultar fácil y agradable, si te cansas o sientes molestias, algo no está sucediendo de manera natural, para que el alma logre expresarse espontáneamente y sin limitación.

He querido saber más acerca de su proceso. Hoy dispone en streaming y tiendas virtuales 150 canciones que han brotado del cosmos de su universo interno. Hay muchas técnicas para quienes de repente quieren convertirse en cantantes.

 

 

Leticia Herrera Hurtado.- ¿CUÁL ES LA MANERA DE RESPIRAR AL CANTAR?

Ol Sasha.- Lo mejor es respirar por la nariz, eso seguro. ¿Por qué? Porque la nariz hace de filtro del aire, mientras que la boca, no. Además, también calienta y humedece el aire lo cual hace que se te seque mucho menos la garganta.

LHH.- ¿CUÁL DEBE SER EL PROPÓSITO DE UN COACH MUSICAL?

OS.- En mi opinión y, en mi caso… afianzar la voz mixta.. lo que yo hice fue, primero, profundizar en la «voz de pecho» y luego, entender la «voz de cabeza» que no es un falsete. Sabiendo diferenciar el activar y desactivar de ambas. Aprendiendo a respirar, tal y como te comentaba antes… mejor por la nariz, y con apoyo del diafragma.

LHH.- ¿TIENES ALGUNA RUTINA DIARIA DE EJERCICIOS?

OS.- Cantar es como cualquier disciplina, requiere de entrenamiento diario. Claro que tuve que encontrar rutinas que fueran apropiadas para mi desarrollo y control de la voz y la respiración. El calentamiento es fundamental, sobre todo antes de una actuación, pero sin agotarse. Únicamente para avisar al cuerpo que ponga los músculos en su lugar antes de empezar a impregnar de sentir cada nota y palabra.

LHH.- PERO HÁBLANOS MÁS SOBRE ESTO, COMO SI YO FUERA UN APRENDIZ O ASPIRANTE A CANTANTE…

OS.- Veamos, Leticia (risas) Qué puedo contarte… por ejemplo, nunca forzar a la voz para que haga algo… es mejor, sólo encontrar la manera natural de llegar a esa nota o quiebre musical. Recomiendo beber agua antes de empezar. Del tiempo, evitando las cosas frías. Efectuar respiraciones, estiramientos del cuerpo, y un abanico de resonancias… pero éstas cosas se explican mejor realizándolas… es en la acción que lo entiendes (señala su lengua). Mantener la lengua neutral, plana, con su punta tocando la parte trasera de los dientes. Eliminar la tensión de la mandíbula. Eliminar la tensión en la raíz de la lengua. Eliminar la tensión del cuerpo. Soltarse… somos barro que nosotros mismos vamos moldeando a partir de las sensaciones que descubrimos… vamos encontrando el rumbo y el ritmo. Se trata de investigar, ahondar…

LHH.- SE NOTA QUE DISFRUTAS LA EXPERIENCIA.. A TI TE HA IDO MUY BIEN

OS.- Cantar es terapéutico y liberador, sobre todo si has puesto la verdad y el amor en tus letras. Si dices lo que sientes y lo cuentas con «tu tempo»… disfrutando con toda la pasión… la manera utilizada para comunicarte, resulta una canción. Cuando estoy practicando un tema nuevo y noto que me canso en exceso, el cuerpo me está avisando.. algo no está funcionando de manera adecuada, es así de simple, tiene que resultar natural, nunca forzado. Hay que fluir… entregarse con pasión pero sin derramarte sobre el escenario (guiña el ojo). No hace falta cantar con un volumen muy alto, si gritas… esto no ayudará a destensar el cuerpo. Cuando haces que los obstáculos que te limitan, desaparezcan, entonces aparece de manera natural el vibrato en la voz.

LHH.- SUPONGO QUE ES MUY IMPORTANTE VOCALIZAR BIEN, PARA QUE SE ENTIENDA…

OS.- Me gustan los trabalenguas… recitar con diferentes volúmenes, masticando exageradamente las palabras… así es como vocalizo (risas). Claro que debe vocalizarse correctamente para que se pueda comprender perfectamente lo que dices… porque hablamos, aunque sea cantando, es decir, expresamos un mensaje como emisores que el receptor debe poder digerir completamente. Para facilitar que el texto se entienda bien, es imprescindible mantener la mandíbula relajada y la lengua neutral, hacia afuera. Abrir suficiente y suficientes veces la boca, articulando la mandíbula.

LHH.- QUÉ ES LO QUE TIENES MÁS EN CUENTA DURANTE TUS PRÁCTICAS DIARIAS

OS.- Durante los ejercicios que pueden durar entre una hora y dos, me centro en la técnica. En inspeccionar las reacciones de mi cuerpo, seguir el recorrido energético a través de los músculos para garantizar que la energía fluye. Fíjate que durante los ejercicios, nunca importa un «gallo» o quiebre de voz… no es el ensayo de la canción, me digo, en el caso de que suceda. Se trata de saber cómo funcionan los distintos músculos que intervienen en el proceso y comprender cómo y cuándo se posicionan, la ir encontrando el rumbo del velero a su isla…

LHH.- MUY DISTINTO DE CUANDO ESTÁS EN EL ESTUDIO DE GRABACIÓN

OS.- Son espacios muy distintos, no es lo mismo una sala o habitación de hotel donde te ejercitas o ensayas, que la actitud y conducta durante una sesión de estudio o una actuación con público encima de un escenario… tampoco es igual, cuando estás en la grabación del clip musical o una entrevista en la radio o un periódico… son experiencias, todas, diferentes.

LHH.- CÓMO ES LA ESTRATEGIA DE UNA ACTUACIÓN

OS.- Me olvido de todo. De los ejercicios, de los ensayos, de las dudas de si va a salir bien… cuando has puesto «lo mejor de ti» y has trabajado con ilusión y disciplina, sólo te queda manifestarlo con suavidad, sin restricciones, para que fluyan todas las horas de entrenamiento e instrucción. El resultado será mejor si no hay nervios y te olvidas de todo y sólo disfrutas la experiencia del momento… la ovación del público y su calor.

LHH.- COMO SI PARTIERAS DE CERO

OS.- ¡Exacto! Miro a los ojos a las personas.. en esto me enfoco (risas). Establecer conexiones y encontrar las afinidades con el grupo y la audiencia. Obsesionarse con «hacerlo perfecto»… resulta un limitante, porque tu memoria se desconecta del instante presente y del lugar. Se va a la habitación del hotel o la sala de ensayos y recuerda los errores y se pone en aviso para corregirlos y, al centrarse en eso, evita que todo fluya de manera natural. Fíjate que el «equivocarse» si se hace naturalmente y encuentras la complicidad del público, te hace humano y las personas te valoran y aprecian por lo que eres.

LHH.- EL EGO ES SIEMPRE UN LIMITANTE, CIERTO

OS.- La humildad es más agradable para todos. Si quieres «hacerlo» perfecto para que te aplaudan y reconozcan el talento, resultas arrogarte y soberbio. Si hay «arte» y genialidad… jamás será necesario el forzarla… hay que hacer, sin que parezca que hagas… puede resultar complicado de entender para quienes no suelen subirse arriba de los escenarios, lo sé.

LHH.- EN CONCLUSIÓN, DEJAS QUE LOS MÚSCULOS ADIESTRADOS EJECUTEN SIN NINGUNA PRESIÓN AQUELLO QUE HAN PRACTICADO

OS.- Así mismo es, Lety. Dejo que mi cuerpo, libre de pensamientos y anclas que me situarían en el ayer, conscientemente, reaccione al escuchar la música. Evitando las distracciones de los diversos elementos que se dan en una actuación en vivo. Siempre están sucediendo cosas y, me suelo distraer con una mariposa que pasa (risas). El cuerpo consciente reacciona a través de la melodía que activa las notas que fluyen naturales de mi interior, a través de la memoria muscular… te das cuenta… no hay pensamientos pero sí inteligencia. Lo que está en su lugar, no en la mente y la cabeza… ¿me explico?

LHH.- PERFECTAMENTE, OL SASHA

OS.- Me enfoco en sentir y vibrar, centrado en la pasión que se expresa y me expande… mi energía se manifiesta cantando… me refiero que la totalidad de mi ser está presente al «compartir las ideas»… alcanzo la plenitud al transmitir el mensaje que ha sido elaborado con amor… a veces, para seducir y otras, para advertir… Acompaño el mensaje con el gesto que surge como un impulso irrefrenable… el impacto de mi vibración al máximo, situado en las almas del público. La audiencia sintonizando… esta es la experiencia!!

LHH.- SUELES DECIR QUE ES… MUCHO MÁS QUE ENTRETENIMIENTO

OS.- El Rockaware lo concibo como una experiencia vital, tanto para los músicos, como la audiencia. Se crea una relación que vincula al auditorio con la música.. con mis letras y los ritmos de la banda. Establecemos un puente… durante un par de horas que dura la actuación, invitamos a las personas a subirse a nuestra canoa para cruzarlos de una orilla a la otra. El propósito es que nunca más vuelvan a ser iguales que antes… hay que aportar y enriquecernos mutuamente. De esto se trata al final.. mediante la energía en la frecuencia que nos conecta… disfrutamos y logramos ser uno con el universo. No hay magia… la magia oculta el truco… aquí no existe engaño alguno… sólo limitaciones… que te sueltes o te mantengas agarrotado con el Ego en su trono. Vale para el artista y los espectadores. Lo que promuevo es que todos seamos jugadores…. niños divertidos que sonríen.

LHH.- CÓMO SON LOS MOMENTOS PREVIOS AL CONCIERTO

OS.- Deben ser tranquilos. Me aíslo. No permito que nada me afecte o influya. No recibo información del exterior… cualquier noticia me perjudica, ya sea por un exceso de euforia o por un bloqueo repentino. Actúo de adentro, hacia afuera. Limpio. Sano. Me interesa únicamente el disfrutar del evento y la oportunidad. Eso quiero para los presentes… que han dejado de hacer otras cosas para dedicarme su atención. Debo un respeto al público que estará pendiente de lo que haga y diga… es una gran responsabilidad. Jamás me subiera al escenario sin estar listo o estando borracho, como ha sido el caso de algunos cantantes…

LHH.- QUIERES QUE EL PÚBLICO DISFRUTE LA EXPERIENCIA

OS.- ¡Por supuesto! ¿Qué otra finalidad podría tener?… no estoy en la música por la fama o la plata. Expongo mi esencia desnuda con el mayor descaro posible, sin avergonzarme. Sin pedir permiso a nadie. Salvaje!! Potente!! Humano!! Cantar no es pensar en todos los elementos para hacerlo bien. Esto… al menos a mí, te juro que me desconcentra. No puedo tener ninguna distracción, como ya te he comentado… necesito enfocarme, concentrado en fluir y vibrar. No me resulta agradable y divertido si canto pendiente de las cosas… que son cosas que además, no puedo controlar… No son las cosas lo que me incomodan, es el pensar sobre ellas porque al hacerlo, desatiendo el vibrar y el fluir, ¿entiendes a lo que me refiero?

LHH.- CLARO QUE SÍ, OL SASHA

OS.- Las notas salen solas si estoy tranquilo habitando el momento puro. No estoy pendiente de afinar o vocalizar… ya lo he practicado. Únicamente me expreso tal como soy, desnudando mi sentir, ofreciéndome con naturalidad… manifestando todo mi potencial, con mis atributos íntimos al descubierto, desnudo, sincero, honesto. Valiente!! Libre!! Humano!!

LHH.- POR QUÉ VUELVES A REFERIRTE CON LO DE «HUMANO»

OS.- La vida de las personas de nuestra época está en exceso «tecnificada» y se ha perdido la humanidad. Se vive mucho de las apariencias y del proyectar una imagen falsa, por lo de la reputación en Internet. Para mí, ser humano, es se consciente de las debilidades y carencias de uno mismo, tanto como de los talentos particulares y de los tesoros que me hacen único. Falta sensibilidad en nuestros días… humanidad… falta, de verdad, ser más humanos y menos robots y animales voraces de codicia y materialidad. Quiero manifestar todo mi potencial con una sonrisa sincera que sea capaz de apreciarse y… la población mundial, resulta cada vez más artificial… cada vez más de plástico… por eso escribo el tipo de canciones que canto… lo entiendo como una necesidad para salvarnos de tanta frivolidad y vacío espiritual. Me gustaría que el público viera en mis ojos chispeantes toda la alagría que contiene mi alma.

LHH.- COMO AFIRMAS EN TU CANCIÓN «LIBRE ALBEDRÍO» … SABES LO QUE HACES Y EL PARA QUÉ HACES LO QUE HACES…

OS.- Ciertamente, Lety. Estoy ocupado en lo que hago, en cómo lo hago… sabiendo para qué estoy en el escenario bajo los focos calientes ante personas que me miran y me observan… esta reunión es una cita entre las almas enamoradas de la vida y el mundo… así lo siento, de verdad. Me encanta!! Canto y me muevo… pero es como si hablara, como si conversara con cada persona sentado a su lado, tomando sus manos, con la franqueza del alma. Así de fácil… el abrazo fraternal es sencillo, basta con ser natural y honesto. Es muy sencillo cuando te desembarazas del Ego. Me comunico desde lo genuino. Consigo que la verdad de mi existencia humana se convierta en melodía… que la verdad de nuestros días se convierta en ritmos… la vida en las notas, las notas de la vida… ritmo, tempo, swing, feeling… así es como mi alma se expande con la belleza del amor auténtico en libertad. Resonando!! Vibrando!! Aunando esfuerzos con el público.

LHH.- PASEMOS DE LO ESPIRITUAL A CUESTIONES DEL CUERPO, MÁS PRAGMÁTICAS

OS.- De acuerdo, te diré que sí me alimento antes de las actuaciones. La comida es energía. Pero tengo una delicada digestión. Prefiero comer ligero, para evitar que la energía de la digestión se robe parte de la energía necesaria para la actuación. En mi opinión, para asegurar la interpretación, es sano comer. Entiendo que es mejor comer poco… muchas veces, que pegarse el gran atracón que te tumba en el sofá para la siesta.

LHH.- ES CIERTO QUE LA LECHE ES ALGO POCO RECOMENDABLE

OS.- Y los quesos (guiña el ojo). Hay que evitar la mucosidad y, la leche, es una causa. A mí que me gusta la mozzarella abundante en las pizzas, voy con cuidado. La mucosidad obstruye las vías respiratorias. Entorpece la conexión de la voz… las cuerdas vocales no logran juntarse bien para armonizar el sonido y su potencia. Evito los azúcares y lácteos, ya digo, la mozzarella sobre todo, porque me encanta y me resulta difícil resistirme a ella con el orégano y el tomate con trocitos de ajo y pedacitos de aceituna negra mmmmm…. (risas) se me hace la boca agua de sólo imaginarlo. Hay que sustituir el azúcar por la miel… la mezclo con limón, así se lubrica la garganta. Nada de alcohol… ¡deshidrata! No necesito estimulantes para salir al escenario…

LHH.- QUÉ ME DICES DE LOS NERVIOS, DEL PÁNICO ESCÉNICO

OS.- Si sabes lo que haces y los motivos de tu elección, jamás puede haber pánico. Estás en el lugar apropiado, en el momento adecuado. Los nervios son muy negativos… por esta razón mencionaba antes que no debe importarte el resultado, si te has preparado suficientemente y das lo mejor de ti… pues ya está, es así… no hay opción al arrepentimiento. Sólo la urgencia de enfocarse y darlo todo… lo mejor que tienes y, si no gusta o no es suficiente para la audiencia… el asunto tiene que ver con su exigencia. Nunca con tu talento como artista o tu capacidad y destreza como ser humano.

LHH.- ENTONCES, NADA DE ALCOHOL PARA CALENTAR LA GARGANTA

OS.- Para mantener el cuerpo «calentito» lo ideal es una buena bufanda (risas)… Oh, un detalle o anécdota… fíjate que la respiración no debe oírse. Sobre todo en la sala de grabación… frente al micrófono. Algo tan simple como llenarse de aire los pulmones, puede ser un inconveniente para la canción… pero se necesita aire para cantar… y este es el quid de la cuestión, el error que cometía yo. No necesitas una gran cantidad de aire para cantar. Sólo hay que aprender a gestionarlo. Por la boca, se toma demasiado aire y muy rápidamente, puede ser un recurso puntual en un momento dado, pero no la técnica habitual. Con mucho aire en los pulmones, las cuerdas trabajan forzadas. Mejor tomar aire por la nariz y situarlo en el estómago. Cuando el texto es largo y las frases están muy pegadas y son largas, por la boca es la mejor forma… estos detalles se van aprendiendo con la marcha de una carrera musical.

LHH.- EN CONCLUSIÓN, CANTAR… COMO LO HACE OL SASHA

OS.- Con determinación y pasión. Relajado. Desactivando la musculatura que crea tensión. Fluyendo suavemente… vibrando con la mayor intensidad. Disfrutando la experiencia.

Si siempre estás en el mismo lugar y haces las mismas cosas y hablas con las mismas personas, no sabes cómo es la vida, ni tampoco conoces el mundo.

 

La voz surgió inicialmente como grito de alerta, a partir del chillido del dolor. El ser humano se escuchó, no sólo se trataba de gruñidos como bestias salvajes. Comenzó a coordinarse con su comunidad, con el fin de que el aullido o grito del alma, significara varias cosas (en función del tono y el tempo). Daba origen el canto.

Se podía señalar dónde y cuándo había caza, danzar alrededor de la hoguera, y establecer conquistas más románticas, realizando susurros, dando forma a los primeros vocablos con una dicción impensables tiempo atrás. A los oídos de los seres amados les llegaban los mensajes, y lo hacían en forma agradable. Nacía un lenguaje articulado. Comenzaban las diferentes palabras, además de los conceptos y los términos. También los malentendidos, complicados por los diferentes idiomas que surgían en tierras distintas.

Hubo quien escribía versos y poesía, y quienes imponían su doctrina desde la rutilante oratoria. No había margen para el error, las personas no se quedaban fuera de la conversación. Había debate, pero muchas de las tertulias no eran plurales. Comenzaban a imponerse las voces, unas sobre otras. Pero el trovador encuentra en la música la oportunidad de plasmar el retrato de su época, tanto como la opción de exhibir la sensibilidad de su alma. Es el caso de Ol sasha.

Mirarme adentro y aprender sobre la voz de mi alma ha sido revelador.

Share:

Leave a Reply