EN FRANCÉS

De algún modo, Ol Sasha quiere estar presente para sorprender. Del mismo modo que una persona juega con un bebé. El adulto esconde su cara con sus dos manos y las suelta para dejar aparecer su rostro cantando la palabra coucou. Así sonríe el alma de Ol Sasha frente al público francés… prometiendo travesuras.

Descarga PDF 2020 “OL SASHA AXIOMA MUSICAL”

INSTALA APP Toda la música de Ol Sasha GRATIS 

Leticia Herrera Hurtado

“COUCOU” es una forma simpática de decir “Hola, qué tal, cómo estás, estoy aquí”. Ol Sasha pregunta al público ¿me ves? ¿Quieres escuchar mi música? Es la hora en punto.

Ha seleccionado cinco canciones que ha traducido al idioma francés. Las interpreta aportando el acento que adquirió en su etapa infantil durante la breve estancia en el colegio Le Bon Soleil (El buen sol) a 21 kilómetros de Barcelona, España (Gavá). 

EN MEMORIA  Madame Claire Cabré fundadora de Le Bon Soleil en 1969 (fallecida 9 enero 2018).

Se ha decantado por las melodías más amorosas y tiernas para realizar su desembarco.

  • SPECIAUX (Especiales)
  • JE T’EN PRIE (Por favor)
  • Je t’aime à chaque instant (A cada rato te amo)
  • Vierge de l’âme (versión reducida de HAGÁMOSLO, BELLA)
  • Auprès de toi (versión reducida de SIEMPRE CERCA DE TI)

El Rockaware saluda a Francia, empezando en París, y terminando en Quebec, Canadá.

Ol Sasha tiene una manera especial de acercarse a la audiencia, mediante el símbolo del pájaro que se caracteriza por su canto: “Coucou Coucou Coucou”. Su disco es un ave dispuesta a volar. El título del EP también refleja el nombre que damos a los relojes antiguos mecánicos en los que aparece repentinamente un elemento que sale del interior para señalar cada hora, a veces imitando el ruido del coucou. Otras veces, puede ser la representación de Papá Noël.

EN MEMORIA DE MADAME CABRÉ

Ol Sasha aparece con regalos melódicos, cuyas letras estimulan el concepto de sociedad que se mejora a sí misma. De algún modo, se trata de un retorno. Un recuperar su etapa infantil cuando la Naturaleza lo acompañaba durante toda su jornada y los espacios abiertos lo rodeaban en armonía con su espíritu libre. Fue antes de pasar a ser, literalmente, reprimido, al limitar los movimientos del niño que disfrutaba corriendo por los grandes espacios de Le Bon Soleil. Le gustaba subirse a los árboles.

Encerrado en la azotea de un edificio en el barrio de Sants de Barcelona, donde estudió en catalán, el idioma del territorio de Catalunya, pasó los siguientes años a regañadientes, rebelándose, con muy poca entrega y sucesivos conflictos con el profesorado que contrastaban con la obediencia, la pulcritud y el esmero con el que había trabajado anteriormente. Cuando era el encargado de trasladar las enseñanzas del día al cuaderno oficial de su curso. Fue elegido por su refinada caligrafía que, sin embargo, se había tornado un barullo indescifrable. Añoraba el silencio y el viento de Le Bon Soleil que por entonces estaba dirigido por Madame Claire Cabré (fundadora de la escuela en 1969, fallecida el 9 de enero 2018).

A ella le dedica su producción musical. La siguiente: “Je reprends” (Reanudo) se la dedicará a Bianca Moratarelli, la mujer que en su adolescencia le preguntó “Pourquoi tu ne souris jamais?” (¿Por qué nunca sonríes?). Bianca fue una vedette del Folies Bergère que trabajó entre Barcelona y París. Además de participar en diversos programas de televisión (Makinavaja, Quico, Locos por la tele, Àngel Cass Show, etc), grabó los singles Monigote (1980) Watching me (1988) Thaï na na (1989) y Tabú (1990). Se menciona este detalle porque Ol Sasha no quiere ser una pequeña aparición y una automática desaparición como en el caso de los relojes de coucou. Sus canciones en francés podrán escucharse en Francia, Canadá, Madagascar, Camerún, Costa de Marfil, Senegal Ruanda, Bélgica, Guinea, Suiza, Luxemburgo, Seychelles. También en Argelia, Marruecos, Túnez, Líbano, y en un porcentaje más reducido, en Mauritania.

Ol Sasha aprovecha el señalado 14 de febrero para iniciar la trayectoria. Esta fecha y fiesta ya es una celebración presente en países orientales como China, Japón y Taiwán. Sin embargo, no elige esta fecha para centrarse en Cupido. Desde que vivió su primer 14 de febrero en Nicaragua, allí, como en la mayoría de países latinoamericanos, la denominación es “Día del Amor y la Amistad”. Prefirió este término, mucho más amplio. Decidió cambiar el tradicional San Valentín de España por “Una jornada destinada a la fraternidad universal” y, así la menciona él desde entonces. Las cinco canciones de corte romántico, presentan una versión del amor más amplia y elaborada que modifica la versión de “pareja”. Bien pueden escucharse durante la cena romántica de San Valentín, con vino y velas, y argumentos para reinventar la relación entre dos corazones.

Por cierto, si no tienes con quien celebrar la fecha, sugerimos que busques un espacio tranquilo y te relajes para saborear las explícitas y motivadoras palabras del compositor e intérprete que le habla directamente a tu alma con amor para fomentar la amistad y la unidad que conecta a la raza humana.

Share:

Leave a Reply