ARTISTA

Después de dos años siguiendo los pasos de Ol Sasha Rockaware, confirmo que la mayoría de las canciones que ha compuesto e interpreta, mantienen como eje fundamental, la energía.

Ha escrito letras verdaderamente sensibles y profundas en su última producción, disponible en tiendas virtuales, el disco llamado «ARMONÍA». Canciones de valor terapéutico, hay mucha filosofía y pedagogía. Utiliza la música para sanar el alma, para activar consciencias, para dinamizar el empoderamiento ciudadano. Es un artísta emblemático, un músico atípico, un ser humano que vibra.

 

 Leticia Herrera Hurtado.- TE CONSIDERAS UN ARTISTA O UNA PERSONA NORMAL

OS.- Ésta es una pregunta con trampa (risas). Habría que definir el concepto «normal». Pero tampoco hace falta. Es bien sabido el significado de «artista» aunque, en mi opinión, no siempre bien empelada. Artista es una persona que realiza una actividad con cierta maestría, es decir, con amor y destreza. Al practicar durante un tiempo una actividad, si sabemos infundirle la vida del alma, la energía del cosmos, la verdad de la belleza interna y, nos expresamos con la libertad completa y creativa del sentimiento… me refiero con autenticidad, con la honestidad de la esencia misma que se manifiesta, sin pretender gustar o con temor a no gustar… sin querer complacer al mercado o a la academia o a la empresa o a lo que sea, entonces… hacemos algo con arte. El resultado será digno de un artista, ya sea un barrendero de la calle o un escultor en su estudio… un violonchelista en el escenario o una chef en la cocina.

LHH.- PERO NO ELUDAS LA PREGUNTA

OS.- Artista somos todos, aunque en estado latente. Pocas personas son capaces de expresar esa potencialidad que les habita el alma. Esa energía dinámica innata e interna que cada ser humano debe desvelar y regalar a los demás, compartiéndola con el mundo. La energía es polvo del cosmos en nuestros cuerpos que todas las personas poseemos en diferentes cantidades y rasgos, pero de la que no todos disponemos en mayor o menor medida. Mi vida es simple. Sencilla cada jornada. Quizás puedo destacar que realizo abdominales antes de entrar al baño, estiro los músculos como ejercicio para no agarrotarme ni oxidarme. Tomo un par de vasos de agua embotellada a sorbos entrecortados para alimentar las células, para que se activen en mi organismo. Las mimo y cuido. Luego me preparo el café, negro, largo, a veces con miel y coñac. Me siento tranquilo y veo como nace el día. Suelo levantarme justo cuando amanece. Es mi reloj biológico. Planifico la jornada, detectando la prioridad del día. Defino exactamente lo que haré y no haré, de manera de tener un plan y rumbo concreto. Dedico unos largos minutos a averiguar la mejor manera de realizar las acciones. Realizo ejercicios de respiración, lo que podría denominarse como meditación activa. Sonrío antes de salir a la calle. Antes me miraba al espejo antes de cruzar la puerta, ahora ya no lo hago tanto.

LHH.- CÓMO TE MUEVES, VIENEN A RECOGERTE

OS.- Prefiero andar, es muy saludable. Aprovecho para ejercicios de calentamiento de la garganta, es decir, hago lo que se llama trompetillas que oxigenan mi cerebro y también activo el musculo del diafragma que hago coincidir con el ritmo del paso. Una sensación agradable que me recuerda mi condición de cantante y comunicador social. Paseo sin prisas. Observo mucho. A veces me detengo, admiro el espacio o escucho al pájaro… me encantan los grillos en la noche estrellada. Estas cosas que te cuento no se aplican a las grandes ciudades. La polución no te permite ver las estrellas, paso el menor tiempo posible en las grandes urbes, prefiero los lugares alejados y tranquilos, la playa a ser posible, el mar me relaja y su horizonte me habla de libertad. Evito en lo posible los transportes mecánicos y las aglomeraciones de gente. Me encanta saludar a las personas con las que me cruzo, sobretodo si son niños o ancianos, siempre responden. Los adultos suelen ir agitados y distraídos y ni escuchan mi saludo.

LHH.- A TODAS LAS PERSONAS

OS.- A las que me nace, sin fluye, in importar si las conozco o me van a devolver el saludo. En la casa o apartamento donde sea que estoy, me he vuelto un nómada (risas) .. llevo veinte años dando tumbos por distintos países, nunca veo televisión. Sí a veces el cable, para revisar los nuevos documentales estrenados. Soy adicto a los documentales y las películas sobre hechos reales y basadas en biografías de personas reales. sin embargo, la mayoría de veces conecto mi computadora pro HDMI a la gran pantalla de plasma y trabajo desde el sofá, así evito ponerme los lentes. Hubo una época por mi condición de guionista y director que veía muchas películas de ficción, preferiblemente antiguas, cuando el buen cine se hacía alejado de los efecto especiales y las historias predecibles con personajes planos. Quería aprender de los mejores. Pero la vida real supera a la ficción y desde hace algún tiempo ya no veo películas de estreno o series.

LHH.- DIME, Y QUÉ COMES…

OS.- Alimentos que no se cocinan. Me inclino por lo natural y crudo. Disfruto preparando pescado, eso me encanta hacerlo los domingos. Nada de carne roja. Muchas batidas y ensaladas variadas con frutos secos. Casi nunca postres o pastelería, aunque me encanta el tiramisú y los profiteroles. El chocolate está muy presente en mi vida. Vegetales y fruta… jamás bebidas gaseosas. Vino tinto de buena cosecha, si no tiene calidad, me tumba rápidamente. Igual que el whisky, debe ser añejo, y sólo un par de tragos. No soy bueno resistiendo el alcohol. Ne me agrada la sensación de perder el control o estar sobreexcitado y, en absoluto soporto despertar al día siguiente sin saber que ha pasado la noche anterior. Necesito saborear la vida, cada instante, apreciando los detalles y matices. Ya te digo, alcohol muy de vez en cuando, pero agradezco un digestivo después de una comida pesada. Algo de coñac en el café, es una costumbre que no he podido practicar en muchos años, pero reconozco que me iba muy bien, pues mi presión es baja y eso me anima. Me animaba… era algo muy habitual pero desde que viajé al Caribe, en muchas zonas altamente desiertas, como en la isla de Ometepe en Nicaragua donde pasé mucho tiempo, pues el coñac no es algo común. Durante este tiempo, tampoco comí embutidos. No son sanos, pero son sabrosos, y mientras no se abusa, de vez en cuando los comía en España. El período de seis años en República Dominicana tenía la costumbre de beber cada día agua de coco, sin embargo en Cuba, que hay muchas palmeras, pues no está la costumbre y se hace más complicado. Es genial para el funcionamiento de los riñones, supongo que ellos lo notan más que yo (risas).

LHH.- CUÉNTAME, CÓMO ES TU VIDA…

OS.- Leticia, lo describo muy bien en las canciones. Son un reflejo muy sincero acerca de mi persona y actividad. Quien quiera conocerme de verdad, que escuche con atención mi música y lea entre líneas. Cada frase es muy explícita, pero se amplia y la unión con la siguiente, te hace llenar de información lo que no se ha dicho literalmente, pero es obvio. Pocas canciones tienen un toque de verso poético.

LHH.- PERO LAS HAY, CANCIONES COMO «HASTA CUANDO»

OS.- Sí, ya veo que estás muy al tanto… «ROSTROS SOMBRÍOS EN EL METRO, EN LAS AUTOPISTAS PEAJES COMO BOSQUES LLENOS DE CHAMPIÑONES» son metáforas. En mi producción musical hay temas recurrentes que presento desde ópticas distintas. Son diferentes visiones que sumadas, te dan la totalidad de mi sentir y la visión completa del cuadro. Algunos temas se complementan o son continuaciones.

LHH.- A «ROMPER LAS CADENAS» LE SIGUE «SIN CADENAS»

OS.- Así mismo… hay canciones hermanas, por ejemplo, las que abordan un tema, como en el caso de la muerte. Una situación existencial de la que no existen canciones y, sin embargo, es tan real y significativa en nuestras vidas que tuve que componer varias. No es lo mismo un familiar con una enfermedad crónica que un suicidio. No es lo mismo tu instinto de supervivencia que tu participación en un aborto. Entender el proceso del final de la vida o de la interrupción a causa de un accidente. Necesité mencionar este asunto, sobretodo por mi perdida personal. No es lo mismo ver fallecer que enfrentarte a tu propia defunción. En la próxima remesa musical seguro que habrá otra canción que trate este tema desde otra perspectiva que no he visto todavía. Escribir es una actividad de introspección y descubrimiento para el entendimiento. Me encanta indagar. Me gusta comprender las cosas. Por eso está «CON ARTE ME POSICIONO» y luego su consecuencia, sigo con el relato en la canción «CON ARTE LO CONSIGO». Me gusta la continuidad, el profundizar, el ampliar horizontes y compartir los hallazgos de mis vivencias y experiencias. Pero con humildad, sin presumir. Lo que hago me resulta terapéutico.

LHH.- EL ROCKAWARE PONE AL DESCUBIERTO LA TOTALIDAD DE TU SER, OL SASHA.

Share:

Leave a Reply